construccion-de-frases

Paso 3: Construcción de las frases en tu libro

Las frases suelen sufrir cambios anormales, (sin ser peyorativos). Conviene reconocer que el objetivo de todo texto es COMUNICAR. La mejor manera de hacerlo es simplificando el texto, es decir, construyendo la forma del mensaje de la manera más simple. Muchos, me incluyo, cuando comenzamos a escribir, en nuestro afán por destacar rápidamente, trastocamos las estructuras de las frases y aunque nos duelan los tímpanos al escucharlas, nos alegramos diciendo: “ahora la frase es más original”. ORIGINAL, ni siquiera sabemos lo que es ser original.

No te engañes, el hispanohablante tiene preconfigurada su mente, y esta capta mejor los mensajes escritos con la estructura clásica de la lengua española. Entonces, qué debemos hacer: seguir los designios de esta estructura y triunfaremos. El lector se creerá que nos entiende de manera muy fácil y al creérselo, siempre estará dispuesto a leernos. Por el contrario, el lector medio rehúye de los autores de lenguajes densos y laberínticos.

Un ejemplo (extra simple):

“La espada tomó el gigante…”

Cómo corregirlo (más simple aún):

“El gigante tomó la espada.”

Volvamos a la estructura clásica: Sujeto + Verbo + Complemento. Donde: El gigante es el sujeto; tomó (que viene del verbo tomar) es el verbo y por decantación, la espada es el complemento. Así de sencillo.

Por último: Ve ahora mismo a tu texto y comienza a corregir esas frases desestructuradas. Las buenas obras son un 100% de naturaleza clásica, es decir, usan la estructura que saben que todo el mundo es capaz de entender.

Decía Ateo: “Lo breve y lo simple son armas tan poderosas, que trascienden ocultas al saber de las masas”.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirse

Sección El reto
whatssap-editorial-reto
octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Sheila Patricia Fernández Díaz (La Habana, Cuba, 1993). Trabaja en el departamento de redacción de la editorial cubana Pueblo y Educación y estudia Licenciatura en Historia en la Universidad de la Habana (UH). Ha publicado en diversas revistas internacionales de Canadá, México, Perú, Argentina y España. Su labor literaria está presente en más de 10 antologías auspiciadas por diversos proyectos en España. Fue ganadora del V Concurso Literario de Micropoesía Tardes de Verano y del XII Certamen Internacional Poético POE-SILLA 2020 y una de las ganadoras del I Concurso cubano Guajira, Junco y Palmera.